Implantes dentales

Los implantes dentales son una de las mejores soluciones para sustituir la falta de una pieza dental. Un implante dental propiamente dicho es una estructura cilíndrica que se ancla en el hueso del maxilar o de la mandíbula para sustituir a la raíz del diente. Los implantes dentales están hechos de titanio.  Un material biocompatible y llevan un tratamiento especial en su superficie favoreciendo la fusión del implante dental con el hueso. Este proceso se llama osteointegración.

Componentes de los implantes dentales

El implante dental propiamente dicho (el tornillo que se ancla en el hueso).
El pilar: Sirve de conexión entre el implante y la prótesis (no siempre es necesario).
La prótesis: Está hecha a medida y se coloca sobre el pilar del implante dental o directamente sobre el implante o sobre varios implantes dentales dependiendo del caso.

Procedimiento general para colocar un implante dental

Lo primero y más importante es realizar un correcto diagnóstico y una planificación meticulosa por un profesional.
En caso de que la pieza dental esté afectada, habría que realizar un examen preliminar para determinar qué tratamiento es el mejor, no siempre hay que extraer la pieza. El diente sólo debe extraerse si no hay ninguna posibilidad de salvar al menos su raíz. Las piezas dentales propias son muy valiosas y la extracción debe ser siempre la última opción ya que no tiene marcha atrás. En ocasiones el profesional puede indicar un tratamiento más conservador. Una pieza se puede salvar haciendo una endodoncia, retratando una endodoncia fallida, realizando cirugías en la raíz o realizando un curetaje. El profesional determinará qué posibilidades existen, te explicará el pronóstico y juntos podréis decidir qué es lo mejor para tu boca.

Pasos a seguir una vez decidido colocar el implante y qué se hace en cada cita

Cita 1

El dentista compondrá una buena historia clínica teniendo en cuenta lo siguiente :

  • Enfermedades del paciente (diabetes, cardiopatías, infecciones, etc.)
  • Edad
  • Posibles alergias
  • Si es o no fumador.

También hará una exploración del hueso y tejidos cercanos. Para ello se lleva a cabo un examen intraoral, así como radiografías intraorales, panorámicas y en ocasiones un TAC, para determinar con exactitud la anchura y altura del hueso y poder colocar el implante en la zona más adecuada de forma que la prótesis quede lo mejor situada posible desde el punto de vista tanto funcional como estético. Con toda esta información el dentista determina la altura y la anchura del implante dental que se va a colocar, y da al paciente las pautas de premedicación con antibiótico en el caso que se necesite.

Cita 2

La intervención, que es una cirugía sencilla, se realiza normalmente con anestesia local. Esta anestesia es la misma que se usa para hacer un empaste o una extracción. Se empieza efectuando incisiones en la encía para descubrir el hueso e ir perforando con unas fresas especiales de diferentes diámetros. Este procedimiento se hace con un motor que controla la velocidad y la fuerza del fresado. Tiene además un sistema de irrigación constante de suero para no sobrecalentar el hueso.

Una vez hecho el hueco se inserta el implante, se tapa con un tornillo de cierre  y se cubre con la encía con una sutura (en algunos casos este tornillo de cierre se deja expuesto). Para un implante dental, la duración de esta intervención suele ser de entre media hora y 45 minutos aproximadamente.

Se darán las instrucciones post operatorias que son muy similares a las de una extracción (morder una gasa media hora, no enjuagarse ni escupir, no fumar, dieta blanda y fría, aplicación de hielo las primeras 24 horas). Es recomendable utilizar un cepillo quirúrgico en la zona de los puntos y spray de clorhexidina para desinfectar. Se seguirá con la pauta antibiótica y si fuera necesario se recetará un antiinflamatorio o analgésico.  El post operatorio de esta cirugía suele ser bueno pero puede haber inflamación y molestias.

Cita 3

A la semana o 10 dias de la intervención se quitan los puntos de sutura. Se comprueba que la herida se está cicatrizando.

Cita 4

Esta cita se agendará de dos a cuatro meses después de la anterior, dependiendo de si el implante dental es maxilar o mandibular, pues el proceso de osteointegración varía.
Se realiza una radiografía intraoral para comprobar que el implante se haya integrado con éxito. Si es así, se pasa a lo que llamamos la “segunda fase”. Se vuelve a hacer una pequeña incisión en la encía, se retira el tornillo de cierre y se pone un tornillo de cicatrización. Este tornillo es más alto que el anterior y queda expuesto. La encía, que ahora está plana se adaptará a la forma de este tornillo y posteriormente a la prótesis.

Cita 5

Después de una semana de la anterior cita (cuando ha cicatrizado la encía), se retira el tornillo de cicatrización. Acto seguido se pone un poste para tomar una impresión y se toma el color de los dientes adyacentes y un registro de la mordida. Todo esto se envía al laboratorio dental para que confeccione la prótesis.

Cita 6

Cuando la prótesis que se va a colocar es una corona individual se colocaría en esta cita. Si se tratara de un puente o una prótesis mas compleja, sería necesaria una prueba intermedia para comprobar el ajuste perfecto de la estructura metálica de la prótesis al implante. Se dan instrucciones de higiene al paciente tales como uso cepillos interdentales, irrigadores bucales, etc.
A veces es necesario alguna cita más de control para comprobar que todo está correcto. El dentista recomendará revisiones cada 6 meses o un año dependiendo del caso.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies